Una prostatectomía radical es una cirugía para extirpar toda la próstata. Las vesículas seminales se eliminan y los ganglios linfáticos cercanos también se pueden extraer durante esta cirugía. Una prostatectomía radical es una opción de tratamiento común para el cáncer de próstata. Se usa para hombres cuyo cáncer no se ha diseminado fuera de la glándula prostática.

Hay dos maneras en que los urólogos alcanzan y extirpan la próstata durante una prostatectomía radical. La primera se llama prostatectomía abierta. Aquí, el urólogo hace un corte de 8 a 10 pulgadas debajo del ombligo. La próstata, los tejidos cercanos, los ganglios linfáticos y las vesículas se extirpan a través de esta abertura.

El segundo medio, más reciente, es un procedimiento laparoscópico, también conocido como cirugía mínimamente invasiva. Existen dos métodos laparoscópicos utilizados en la prostatectomía radical. Son la prostatectomía laparoscópica y la prostatectomía laparoscópica asistida por robot más común.

Prostatectomía laparoscópica

En una prostatectomía laparoscópica, un urólogo hace unos pequeños cortes en el abdomen. Las herramientas quirúrgicas y una cámara se colocan dentro del cuerpo a través de estas aberturas. Una pantalla de video se vincula a la cámara. Usando la pantalla de video como guía, el urólogo sostendrá las herramientas y completará la cirugía.

Prostatectomía laparoscópica asistida por robot

Como en una prostatectomía laparoscópica de rutina, se hacen pequeños cortes en el abdomen. Un urólogo usa un panel de control para mover los brazos robóticos que sostienen las herramientas quirúrgicas desde fuera del cuerpo. Un sistema de alta tecnología le permite al urólogo usar movimientos naturales de la muñeca y una pantalla 3D para completar la cirugía. Este método se ha convertido en el método más común para extirpar la próstata en los últimos años.

Ya sea que elija la cirugía abierta o laparoscópica, necesitará tiempo para curarse. Después de una estadía de 1 a 2 noches en el hospital, se irá a casa con algún tipo de catéter para ayudar a drenar la orina durante 7 a 14 días. En las primeras semanas o meses después de la cirugía, es común tener alguna pérdida de orina.

Para obtener más información sobre el cáncer de próstata, visite UrologyHealth.org/ProstateCancer

FUENTE: www.urologyhealth.org/patient-magazine/current-issue/insights-radical-prostatectomy