¿Qué es una biopsia de próstata?

Su urólogo puede recomendar una biopsia de próstata si los resultados de un análisis de sangre para el antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) se vuelven anormales o si un examen rectal digital parece sospechoso.

La biopsia dura aproximadamente 10 minutos y, a menudo, se realiza en el consultorio del urólogo. Se le administrarán antibióticos antes de la biopsia y posiblemente durante un día después del procedimiento para reducir la posibilidad de infección.

En la mayoría de los casos, la biopsia solo causa molestias breves. Su urólogo colocará una sonda en el recto y primero adormecerá el área con una inyección de un anestésico local. Luego insertan rápidamente una aguja delgada y hueca a través de la pared de su recto, hacia la próstata. Cuando se retira la aguja, se extrae una pequeña cantidad de tejido prostático. Su urólogo tomará múltiples muestras de tejido de diferentes partes de la próstata.

Las muestras se envían a un laboratorio, donde se examinan bajo un microscopio para detectar células anormales. Los resultados volverán en unos días. Si le informan que tiene cáncer, los resultados de la biopsia ayudarán a su médico a aconsejarle sobre las mejores opciones de tratamiento.

Es probable que le pidan que se lo tome con calma durante uno o dos días después de la biopsia. Es posible que sienta algo de sensibilidad en el área de la biopsia. También puede notar algo de sangre en la orina o sangrado leve por el recto. Y es posible que tenga sangre en el semen durante varias semanas. Estos síntomas se consideran normales después de una biopsia, pero si persisten, hable con su urólogo lo antes posible. Si tiene fiebre después de la biopsia, debe buscar atención médica inmediata.

 

FUENTE: https://www.urologyhealth.org/patient-magazine/magazine-archives/2018/summer-2018/what-is-a-prostate-biopsy